Grupo Joven Fundación Libertad

Las ideas tienen consecuencias

“La veneración peronista en la Argentina actual”

Por: Delfina Orsi, miembro del Grupo Joven Fundación Libertad.

Fecha: 27 de Agosto de 2015.

Los últimos tres mandatos presidenciales de la Argentina, es decir, los últimos doce años, han formado parte de una de las ramas más duras del peronismo: el Frente para la Victoria.

A pesar de los largos años de gobierno de este “movimiento”, podemos contar con treinta y cinco de mandatos en total y no consecutivos del peronismo en la Argentina. Así y todo, continúan siendo la fuerza más presente en el electorado.

Es normal escuchar a grupos de jóvenes adolescentes sumarse al canto de la marcha peronista, sin conocer el significado de la misma, o hablar del mismo Perón como si fuese un prócer.

Deberíamos preguntarnos lo siguiente: ¿hemos regresado al modelo educativo de “Evita me ama” pero en versión 2015? Probablemente nos enfrentemos a algo mucho peor: una juventud manipulada y ante todo, desinformada. ¿Quién fue realmente Perón? ¿Por qué hoy un candidato se encuentra imposibilitado de ganar una elección en nuestro país si no le rinde homenajes al “general”? ¿Qué se entiende por “peronismo”? Toda esta gran masa de preguntas, más de un peronista titubea al contestar.

La sociedad argentina continúa rindiendo homenaje a uno de los grandes persecutores de la historia. Hablamos de un “héroe” nacional y mientras dejamos atrás los desastres cometidos durante su gestión, y las gestiones peronistas que no han hecho más que avanzar un paso y retroceder cinco.

¿Por qué la sociedad argentina sigue idolatrando a Juan Domingo Perón? La desinformación pareciera ser la clave.

La sociedad argentina vive en el vintage y parece no poder despegarse de su pasado: el reprochable e injustificable proceso de reorganización nacional. Pareciera olvidarse el origen del propio Perón, quien participó del golpe de Estado a Castillo, y conformó el GOU (agrupación política que por aquél entonces apoyaba a las potencias del Eje). Los medios y la propaganda del propio Juan Domingo Perón han dejado su figura como un santo libre de pecado, olvidándose de su propia incoherencia, arrogancia y lo malo de su movimiento.

¿Será la necesidad del pueblo argentino de creer en las ilusiones de la propaganda?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27 agosto, 2015 por en Política y etiquetada con , .

Archivos

Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: