Grupo Joven Fundación Libertad

Las ideas tienen consecuencias

ARGENTINA, A CONTRAMANO DE LA REGIÓN

Por: Yamila Feccia, Licenciatura en Economía – UNR. Miembros del Grupo Joven Fundación Libertad.

Fecha:20 de Abril de 2015.

El comercio exterior de Argentina, creció menos que el promedio de la región desde comienzo del siglo.

Y

Las principales economías de la región registraron un crecimiento exponencial del comercio internacional en los últimos 14 años, mientras que Argentina no siguió la misma tendencia. Lo cierto es que desde el año 2000 hasta la fecha, el volumen de comercio exterior del país, es decir, la suma de las importaciones y las exportaciones, apenas se multiplicó 2.6 veces, consecuencia principalmente del incremento del precio de los productos primarios (soja y sus derivados, maíz y trigo, entre otros). Estos valores se encuentran muy por debajo de otros países de la región como Bolivia (606%), Perú (497%), Ecuador (529%), Chile (328%) y Brasil (309%) que lograron un fuerte aumento del comercio exterior.

Lo cierto es que si bien la última década mostró condiciones globales inmejorables, para el comercio global, el país sufrió un claro proceso de aislamiento internacional, que incluso se profundizó a partir del año 2011, como consecuencia del atraso cambiario y de restricciones a las importaciones. Esta situación se tradujo en una caída de los flujos de importación y exportación del país. Con empresas que deben hacer frente a una insostenible presión tributaria, problemas estructurales de transporte y energía y al continuo cambio de reglas de juego.

Asimismo, la performance exportadora e importadora de Argentina correspondiente al año 2014 contrastó con la del resto de los países de la región. Mientras que el total del volumen externo comercializado de Brasil totalizó los U$S 454.158 millones, la economía argentina registró el año pasado U$S 137.184 millones, situándose por arriba de Bolivia (US$ 23.348 millones) y Uruguay (U$S 22.049 millones). Para el segundo caso, debe tenerse en cuenta que desde 2006 hasta la fecha, el saldo comercial positivo de dicho país fue uno de los mejores posicionados de la región ya que logró un incremento de 1060%, mientras que el saldo superavitario argentino tuvo una caída del 50%.

Si bien existe una marcada tendencia de reducción del superávit comercial en los países latinoamericanos desde 2006 hasta la fecha, las exportaciones argentinas (U$S 71.935 millones) resultaron entre las más bajas del 2014. Conjuntamente, perdió por primera vez el lugar de cuarto exportador más importante de la región, ubicándose en el quinto lugar detrás de Brasil (U$S225.098 millones), México (U$S 397.535 millones), Venezuela (U$S 87.961 millones) y Chile (U$S 76.639 millones).

Ahora bien, si se analiza el incremento del volumen comercializado correspondiente al período 2006-2014, se destaca un conjunto de performances desparejas. Por un lado se observan muy buenos resultados (Perú, Bolivia y Ecuador), moderados (Argentina, Venezuela, Uruguay y Brasil) y con incrementos menores (Chile). Cabe destacar, que ninguno de estos países presentó bajas en la cantidad de volumen comercializado, aunque, como se mencionaba anteriormente, para tal período hubo bajas significativas de sus saldos comerciales positivos en la mayoría de las economías.

Ciertamente, el próximo gobierno deberá contar con una estrategia económica de largo plazo y una clara política de inserción internacional que requerirá definir cuestiones que van desde las cuestiones macroeconómicas estructurales, como el grado de apertura de la economía, hasta las firmas de tratados de libre comercio con otros países o bloques de la región y por fuera de ella; contemplando cuestiones microeconómicas, cómo los aranceles a las exportaciones, las limitaciones y mecanismos para exportar e importar y el financiamiento que consigan las empresas importadoras.

Frente a este escenario, se plantea el interrogante acerca de cuán rápido se podría salir de esta compleja situación sin pagar un costo político y social excesivo. La normalización importadora suele ser más vertiginosa que la exportadora. Aunque, mucho depende de dónde se ubique el nivel de actividad y el tipo de cambio en el corto plazo. Sin dudas, para el próximo gobierno será fundamental tener a mano una estrategia para recomponer el ingreso de dólares, ya sea vía comercio exterior o financiamiento externo. El desafío para este 2015, será lograr que la Argentina vuelva a ingresar a los mercados internacionales de bienes, servicios y capitales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 21 abril, 2015 por en Economía y etiquetada con .

Archivos

Actualizaciones de Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: